El primer añito…

Al preguntarte cuántos años tienes
sonríes y levantas tu dedito,
y luego nos conviertes en rehenes
cuando aplaudes lanzando algún gritito.

Saludas sin vergüenza a todo el mundo,
“¡hola, hola!” canturreas sin cesar,
y si hay hambre no pierdes un segundo
en otra cosa que no sea tragar.

Qué bien bailas “El patio de mi casa”,
eres el huracán que nos arrasa
las penas y tristezas de la vida.

Eres nuestro puntual despertador,
la mini-estufa que irradia más calor,
está claro que tú eres quien nos cuida.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s